(+34) 956 10 60 26
raquelfranco@icabjerez.es

¿Qué es el derecho de familia?

Si bien es cierto que el derecho de familia se encuentra dentro del derecho civil, y es algo que siempre se tiene presente, este derecho está considerado como una rama más. El derecho de familia se encarga de velar por el bienestar de la unidad familiar. Igualmente, regula diversas situaciones familiares como pueden ser las separaciones y divorcios, la custodia de los hijos -en caso de que los hubiera-, herencias y otro tipo de litigios.

Sus normas y leyes se recogen en el Código Civil.

contratar abogado de familia
Designed by Freepik

¿Qué es un abogado de familia?, ¿qué hace?

Un abogado de familia es un jurista, perteneciente a un Colegio de Abogados, especializado en representar y defender a una o varias personas dentro de un núcleo familiar frente a Juzgados de Primera Instancia y en Audiencia Provincial. Llegar a los juzgados o no depende de cada caso y cada familia. Un buen abogado de familia se encarga de buscar pruebas y elementos que sean trascendentales para la defensa de su caso y deriven en una victoria para su cliente. Asimismo, también se encarga de negociar y mediar a favor de su defendido, tratando de conseguir el mejor acuerdo.

En casos de divorcios y separaciones, siempre se recomienda a ambas partes que procuren resolverlo sin necesidad de llegar a un juicio. Todo con el objetivo de no perjudicar a los menores, en caso de que los haya.

¿Qué debo buscar a la hora de contratar un abogado de familia?

Hay muchos factores que van a resultar determinantes a la hora de contratar a un abogado de familia u otro. El derecho en sí es un campo inmenso, así que el primer requisito sería estar especializado en la abogacía de familia. A continuación, es recomendable optar por alguien con un buen número de casos de éxito y con años de experiencia que le avalen.

abogado de familia en Jerez

Raquel Franco trabaja como abogado de familia, además de ser una experta mediadora en casos de sucesiones, herencias y custodia de menores. A sabiendas que este tipo de litigios son especialmente dolorosos e incómodos para el cliente, Raquel ofrece un trato cercano y gentil. Además, persigue alcanzar un grado de confianza que le permita avanzar en el caso. Para ello, es fundamental que el cliente recopile el mayor número de pruebas y colabore a medida que el caso progresa.