(+34) 956 10 60 26
raquelfranco@icabjerez.es

En la mayoría de ocasiones es muy complicado encontrar el profesional especializado requerido. Esto en ocasiones se resume debido al desconocimiento del problema y del profesional necesario. Para ello a continuación encontrará la información necesaria para encontrar el mejor abogado en Cádiz.

 

¿Qué es y qué hace un abogado?

Un abogada es un profesional que asesora y representa a una defensa de sus derechos e intereses frente los diversos organismos públicos de justicias y contra el resto de personas y entidades privadas.

A día de hoy es muy común recurrir a un abogado, gracias a que sus principales funciones están ampliamente integradas en la sociedad. La mayoría de ciudadanos cuenta con el asesoramiento previo a la negociación de un contrato, para llevar a cabo una reclamación, para resolver un conflicto… en muchos casos también sirve para ahorrar y evitar gastos y los inconvenientes de un juicio, teniendo la posibilidad de resolver los pleitos de forma privada, más rápida y con un fin más neutral.

Contratar abogado

Tipos de abogados en Cádiz

En la mayoría de búsquedas de abogados lo más importante es diagnosticar el problema que tenemos y que tipo de abogado corresponde. Entre las áreas más usuales del derecho se encuentran:

  • Derecho empresarial y litigios comerciales: Asesorar a sus clientes sobre cómo comenzar o cómo incorporar una empresa, tributaciones a los organismos públicos, demandas y otros asuntos relacionados con las empresas y su proceso de creación.
  • Derecho penal: Se centran en la defensa y/o acusación de las personas acusadas de cometer un delito, ya sea por una reclamación civil o a través de las autoridades pertinentes.
  • Litigios civiles: Se enfoca en demandas por vías no penales entre dos o más partes, mediante la solicitud de una indemnización en una causa no no criminal. Estos casos suelen ser resueltos mediante un juez y un jurado.
  • Relaciones domésticas: Se especializan en relaciones domésticas pueden trabajar en divorcios o separaciones, casos de custodia de menores, asuntos familiares y temas relacionados con el ambiente familiar.
  • Planificación del patrimonio: Abogados encargados en la redacción de testamentos, establecimiento de fideicomisos, administración de propiedades y otros aspectos relacionados con la planificación del patrimonio, especialmente antes del fallecimiento de dicha persona.
  • Inmigración: Asesoran en los temas relacionados con las personas involucradas en problemas legales debido al incumplimiento de una ley de naturalización o ciudadanía y sus respectivos derechos y deberes en el país de acogida.
  • Leyes de propiedad intelectual: Intervienen en casos relacionados a inflaciones de las diversas leyes de propiedad intelectual y como se puede certificar la propiedad de cada uno. Esto se basa en patentes, derechos de autor y marcas comerciales.
  • Lesiones personales: Representan a las personas con reclamaciones de indemnización por accidentes de trabajo, personas con lesiones causadas por un tercero. Esto último está centrado especialmente en accidentes de tráfico en las últimas dos décadas.
  • Bienes raíces: Asesoran, reclaman y ayudan durante el desarrollo de propiedades, rezonificación, alquiler, compra y venta de propiedades entre empresas y/o particulares.


Estas son solo algunas de las áreas fundamentales y básicas del derecho, aunque existen algunos tipos de abogados más.

Abogado en Cádiz
 

¿Cómo contratar un abogado en Cádiz?

En gran cantidad de ocasiones encontrar un abogado de confianza y con unos servicios de calidad resulta ser una tarea muy dificultosa. Raquel Franco es una abogada en Cádiz con sus correspondientes certificaciones y años de experiencias que avalan su profesionalidad y exitos. Dando un trato cercano y sincero consigue crear un ambiente agradable para tratar cualquier consulta o disturbio, evitando siempre crear falsas expectativas.

La decisión de decantarse por un abogado u otro, es una decisión a valorar muy seriamente y sin precipitarse. Para ello lo mejor es conocer las diferentes opciones y confiarse al profesional que le inspire mayor confianza y valoré mejor su caso.

Raquel Franco se ha establecido muy sólidamente como abogada en Cádiz. Esto es debido a la cantidad de pleitos superados con éxito y un trato exquisitos con los clientes.

 

¿Que debe tener un buen abogado?

Contratar un abogado u otro puede incluso llegar a cambiar el rumbo de tu vida, por ello es muy importante contar con un abogado preparado y que sabe lo que hace en todo momento sin dejar nada al azar.

Existen 10 normas que tiene que cumplir cualquier abogado, son tan importantes que se denominan el “decálogo de los abogados”, son las siguientes:

  1. Estudia: El derecho nunca deja de cambiar y siempre hay que estudiar para estar al día.
  2. Piensa: El derecho y la abogacía se aprende estudiando, pero se ejerce pensando.
  3. Trabaja: La abogacía es una ardua y dura tarea dispuesta siempre al servicio de la justicia.
  4. Lucha: Tu deber siempre es luchar por el Derecho, pero el día que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha en primer lugar por la justicia.
  5. Lealtad: Sé leal con tu cliente al que no puedes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal con el juez que ignora los hechos, y debe confiar en lo que tú le dices. Leal con todos lo que te rodean incluso cuando no lo sean contigo.
  6. Tolera: Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya, sin faltar.
  7. Ten paciencia: El tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración.
  8. Ten fe: Ten fe en el Derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana, en la justicia, en el destino, en el derecho.
  9. Olvida: El derecho se basa en una lucha constante de pasiones. Si en cada batalla fueras llenando tu alma de rencor llegaría un día en el que sería imposible seguir adelante. Por ello es muy importante que olvides tanto la derrota como la victoria.
  10. Ama y disfruta de tu profesión: Disfruta con cada caso sin estar marcado por el historial. Disfruta de cada victoria y aprende con cada derrota. Solo así un abogado podrá disfrutar y amar su profesión.

Este es el decálogo del derecho o los diez mandamientos de los abogados. Estos no son obligatorios para ningún abogado, pero si es verdad que son cosas que debería poseer un letrado y que debería demostrar a cada cliente a modo de transmitir confianza.