IRPH: Nueva sentencia declara nulo el IRPH por considerarlo abusivo.

A pesar de que ha tenido bastante difusión, os dejamos los datos de la Sentencia que conseguimos en el despacho por la que se declaraba el pasado mes de abril la nulidad del indice del IRPH y se condenaba a UCI a devolver las cantidades indebidamente cobradas.

La nueva Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de El Puerto de Santa María  declara nulo el índice de referencia de los Préstamos Hipotecarios Entidades (IRPH Entidades) por abusivo a una vecina de la localidad que suscribió con Unión de Créditos Inmobiliarios S.A. (UCI).

El contrato de préstamo, suscrito en el año 2005, establecía como Índice de referencia el IRPH Cajas y como sustitutivo el IRPH Entidades. Según explica la Sentencia, no se acredita que la consumidora tuviera una información detallada y específica del índice de referencia que se iba a aplicar al préstamo, y por qué no se utilizaba el EURIBOR (siendo éste el índice de referencia normal o habitual en este tipo de contrato de préstamos hipotecarios. Además, la inclusión del IRPH como índice de referencia realmente impuesto al consumidor le ha producido un perjuicio evidente de hasta 11.177 euros tal y como se cuantifica en la demanda.

Lo que hemos defendido  durante todo el procedimiento es que la consumidora jamás oyó hablar del IRPH Cajas ni del IRPH Entidades, ni se le informó sobre la forma de calcular el mismo ni las diferencias sustanciales que existían entre los tipos de referencia aplicado a su préstamo y, por ejemplo, el Euribor.

De hecho, han existido diferencias sustanciales en los valores del Euribor y del IRPH durante toda su existencia, siendo siempre los valores del IRPH mayores que el Euribor.

En este caso concreto,  con un simple vistazo a la escritura de préstamo de la consumidora, se podía advertir la excesiva complejidad de la misma y la absoluta falta de claridad a lo largo de todo el clausulado. De hecho, la lectura del contrato se hace muy difícil para el consumidor medio.

En consecuencia, el Juez ha estimado íntegramente la demanda interpuesta por la afectada. UCI, a su vez, deberá mantener el contrato con el resto de cláusulas, absteniéndose de aplicar el IRPH Entidades en el futuro y aplicando en su lugar el EURIBOR.  Además, deberá reintegrar  a la afectada los importes cobrados en aplicación de dicha cláusula que ascienden a más de 11.000 Euros y abonar los intereses legales, imponiéndose a la demandada UCI las costas causadas en este procedimiento.

Poco a poco se sigue avanzando en la lucha contra las entidades por la imposición de este tipo de índices de referencia que se realizaban sin cumplir con sus deberes de transparencia y claridad.

Si quiere más información, puede leer el artículo IRPH: Su nulidad y eliminación publicado hace meses en nuestro Blog.

Puede leer igualmente la noticia publicada en el periódico MiraJerez.com y acceder al texto de la Sentencia que ha sido igualmente publicada en la web de la plataforma de afectados por el IRPH de Gipuzkoa.

Plusvalía municipal: ¿Puede reclamar? (Incluye calculadora)

Si ha vendido algún inmueble con pérdidas en los últimos cuatro años y pagó la plusvalía como consecuencia de ello, muy probablemente pueda reclamarse el dinero abonado. Si es su caso, este artículo, le interesa.

Desgraciadamente, debido a la reciente crisis económica atravesada en nuestro país, muchísimos inmuebles tuvieron que venderse por menos dinero que el que en su día costó.

Todo ello puso en tela de juicio la constitucionalidad de determinados artículos de la Ley Reguladora de Haciendas Locales así como distintas normas forales que finalmente acabaron con su declaración de inconstitucionalidad por parte del Tribunal Constitucional y más recientemente, por parte de nuestro Tribunal Supremo que se ha acogido a la inconstitucionalidad y nulidad de la fórmula de calcular el impuesto sobre la plusvalíapero únicamente en situaciones de inexistencia de incrementos de valor.

Así, si se ha vendido algún inmueble con pérdidas en los últimos cuatro años y pagó la plusvalía como consecuencia de ello, puede reclamar el dinero abonado.

Pero, ¿Quién puede reclamar lo abonado en concepto de Plusvalía?

La persona legitimada para reclamar es, en todo caso, el sujeto pasivo del impuesto, esto es, el vendedor.

¿Qué plazo tiene para reclamar lo abonado en concepto de plusvalía?

El plazo de prescripción será de 4 años desde el día siguiente a aquel en que se realizó el ingreso indebido o desde el día siguiente a la finalización del plazo para presentar la autoliquidación si el ingreso indebido se realizó dentro de dicho plazo.

En caso de que hayan transcurrido más de 4 años y cuando no haya existido ninguna actuación interruptora de la prescripción no se podrá instar la rectificación de la autoliquidación ingresada en su momento.

¿Que documentación necesito para estudiar la viabilidad de la reclamación de la Plusvalía?

Es imprescindible que localice la siguiente documentación:

  • Escritura de compra
  • Escritura de venta
  • Pago del impuesto de plusvalía municipal.

Si quiere más información, llámanos y sin compromiso le atenderemos y veremos la viabilidad de su reclamación.

Por último, le dejamos el link de la CALCULADORA como herramienta bastante interesante que permite conocer el importe abonado y confirmar si se trata de una trasmisión a pérdidas (cortesía de sudespacho.net).

Abogacía preventiva

Puedo decir, y creo que no me equivoco, que el 60 % de los asuntos que se me han encargado hasta ahora para buscar una solución, podían haberse evitado con el simple hecho de acudir a pedir asesoramiento y llevar a cabo alguna medida preventiva.

¿Por qué ocurre esto?

La percepción que nuestra sociedad tiene de la abogacía es claramente reactiva. Acudo al abogado cuando ya no puedo hacer nada para solucionar el conflicto por mí mismo, cuando el fuego ya se ha desatado y el conflicto ya está servido, nunca antes. Entiendo que esto ocurre en muchos casos por ahorrarse la consulta o por miedo a los honorarios que el letrado les pueda cobrar.

Esta concepción debe cambiar. Yo se perfectamente, que mis honorarios son más altos cuando entramos en litigio judicial, esto es, redactamos la demanda o contestación a la demanda, acudimos a la audiencia previa, acudimos a juicio etcétera… A veces esta situación es inevitable y en ese caso hay que ir a por todas para defender lo que es justo para el cliente pero hay otras muchas situaciones en las que lo anterior va a traer consigo más aspectos negativos que positivos y eso, es indiscutible.

Yo percibo un descontento generalizado entre mis compañeros con el poco uso que hace la sociedad de la abogacía preventiva. Los abogados preferimos siempre solucionar un conflicto de forma amistosa e incluso, evitar que surja, en caso de que sea posible. El buen cliente no quiere un pleito de años, ni una sentencia que diga que ha vencido, el cliente acude al abogado porque quiere una solución a su problema y una solución que sea rápida y eficaz.

Contratando a un abogado de forma preventiva, existen herramientas que pueden solucionar muchos conflictos sin necesidad de hacer pasar al cliente por los vaivenes de un procedimiento judicial.

Contar con un abogado de su confianza al que pueda consultar cualquier duda de forma preventiva no sale caro, es más, merece la pena sin lugar a dudas.

¿A qué casos podemos aplicar la abogacía preventiva?

Hay multitud de situaciones a que nos enfrentamos a lo largo de nuestra vida que son claves y que, sin embargo, a pesar de su importancia, tratamos como un mero trámite formal y a veces con confianza casi ciega en el sistema o en la parte con quien estamos contratando.

Por ejemplo:

La elección de un adecuado régimen matrimonial sin conocimiento profundo de lo que estamos firmando,
La compra de una vivienda con tu pareja sin ninguna regulación sobre los posibles problemas que se pueden dar en el futuro,
El hecho de otorgar testamento o como hacerlo,
Hacer una donación y las consecuencias que puede tener esa operación,
Otorgar algún poder para posibles situaciones futuras,
La firma de un préstamo hipotecario o cualquier otro producto bancario,
La firma de un contrato de arrendamiento sin tener conocimiento de los posibles problemas que pueden surgir y como se solucionarán etcétera.

Y yo me pregunto, si todos decimos diariamente “más vale prevenir que curar”… ¿Por qué no lo llevamos a la práctica en muchas de las decisiones más importantes que tomamos en nuestra vida?

Derecho al Olvido

Seguro que alguna vez, movido por la curiosidad o, porque no, por un ramalazo “puntual” de narcisismo, se ha buscado a sí mismo en Google. ¿Lo ha hecho? Yo sí. Incluso es posible que haya encontrado que, al alcance de cualquier persona, hay información sobre Ud. de épocas pasadas que desearía que no estuviera ahí.

Puede que hace años hiciera alguna “locura”, puede que tuviera una “mala época” o que le hubieran relacionado con asuntos “oscuros” de forma indebida. Sin embargo, la memoria de Google es infalible y dicha información aún sigue ahí.

Es posible que piense que su Derecho a la intimidad y al honor está siendo dañado. Y puede que sea cierto, pero la realidad es que hay otro Derecho fundamental que es necesario proteger en toda esta historia: El derecho a la Información.

¿Dónde acaba uno y donde comienza el otro? ¿Debe primar el derecho a la Información o, por el contrario, debemos considerar que el Derecho a la intimidad, al honor y la protección de datos personales son más importantes?

Pues bien, nuestro Tribunal Supremo dictó hace algún tiempo una sentencia en la que intenta sacarnos de dudas.

El alto tribunal nos dice que los datos personales de una persona y una información lesiva para su honor e intimidad en una consulta por Internet va perdiendo su justificación a medida que transcurre el tiempo si las personas concernidas carecen de relevancia pública y los hechos, vinculados a esas personas, carecen de interés histórico. Por ello, para proteger esos derechos, los responsables de las hemerotecas digitales deben adoptar medidas para impedir que en sus páginas, la información obsoleta y gravemente perjudicial pueda ser indexada por los buscadores de Internet.

Sin embargo, la Sala rechaza que haya que eliminar la información recogida en la hemeroteca. Es decir, los buscadores internos de la hemeroteca donde se encuentra su información podrán seguir ofreciendo la misma, aunque en el buscador de Internet no siga apareciendo.

Tres cuestiones claves deben ser analizadas para tomar la decisión en cada caso concreto, esto es, el tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos, la relevancia pública que tenga el protagonista y el interés histórico que tengan los hechos.

Ya sabe, procure estar atento y ser cuidadoso con la información que el gigante Google tiene de Ud. y recuerde que la memoria colectiva es imborrable y que, tarde o temprano, su pasado siempre puede volver a resurgir.

Ventajas de contratar un buen abogado para tu empresa

¿Eres emprendedor o tienes una empresa? Te voy a contar algunas ventajas de contratar un buen abogado para tu negocio. Una de las cosas más importantes a la hora de emprender o montar un negocio es minimizar costes. Contratar a un buen abogado te puede ayudar a ello. Veamos cómo…

¿Por qué necesito un abogado para mi negocio?

Cuando hablamos de negocio, todo se complica. A veces, intentamos hacer las cosas por nuestra cuenta para intentar reducir costes en servicios profesionales, pero esto puede salir muy caro. El mundo de los negocios es complejo. Aquí tenéis 4 razones de porqué contratar un abogado para un negocio o empresa:

Protege tu empresa ente malentendidos con proveedores y clientes

Hay veces que un buen contrato con las clausulas adecuadas puede evitar cualquier tipo de malentendidos o desacuerdos con clientes y proveedores. Un abogado nos recomendará cláusulas que prevean estas situaciones y que nos protejan. Además, podrá aconsejarnos incluir una cláusula que indique que, en caso de conflicto, acudiremos a una mediación de conflictos antes que a juicio, ya que es una vía de resolución más económica y rápida.

Evita problemas con el uso de datos de tus clientes

Muchas empresas desconocen la actual Ley Orgánica de Protección de Datos, pero ello no te exime de una sanción por el simple hecho de enviar un email a un cliente sin su consentimiento. Tener un abogado experto a quién poder consultar el manejo de clientes y trabajadores es un valor que ninguna empresa debe pasar por alto.

¿Abogado para negocios online?

El imparable auge de las nuevas tecnologías ha obligado a las empresas a ponerse las pilas a la hora de tratar cuestiones como el comercio electrónico, la protección de datos personales, la firma electrónica, los sorteos y promociones o cumplir con la política de cookies,… aunque no siempre se tengan claros los aspectos legales que conllevan.

A la hora de contratar a un trabajador

Es conveniente tener un buen abogado laboralista que puede asesorarte sobre qué contratos te benefician más, qué derechos y deberes tiene… a la hora de la contratación de un trabajador, jornada de trabajo, horario, salario, despidos.

¿Qué abogado contratar?

El derecho es muy amplio, de ahí a que necesites abogados especializados en función de las necesidades de la empresa. Cualquier abogado no va a resolver tus necesidades. Hay diferentes especialidades dentro de la abogacía. Aquí van algunos:

Abogados especializados en derecho mercantil

Se ocupa de reestructuración de empresas, concursos de acreedores, constitución de sociedades, así como modificación o extensión de las mismas, contratos mercantiles o representación de accionistas en las juntas.

Abogados de derecho de familia

Se encarga de divorcios y separaciones de mutuo acuerdo o nulidades matrimoniales, régimen de visitas, custodia de los hijos menores, pensión de alimentos, patria potestad, convenio regulador o pensión compensatoria entre otros.

Abogados especializados en derecho penal

Los abogados penalistas defienden a personas acusadas de cometer delitos, como delitos económicos,  delitos administrativos y políticos…

Abogados de derecho inmobiliario

El abogado especializado en derecho inmobiliario ofrece asesoramiento jurídico, y se ocupa de las implicaciones legales de promociones inmobiliarias.

Abogados especializados en derecho civil

El abogado especializado en derecho civil ofrece asistencia letrada en procedimientos civiles ante Juzgados y Tribunales de lo civil, como por ejemplo herencias y sucesiones, reclamación de deudas….

Abogados expertos en el derecho laboral

El abogado laboralista se ocupa de despidos, reclamaciones de cantidad, mobbing, expedientes de regulación de empleo, accidentes de trabajo, invalidez o jubilación; así  como conciliaciones y procedimientos judiciales.

¿Cuánto cuesta un abogado?

Los honorarios de de un abogo son muy variables en función de la especialidad, ciudad donde se contrate, prestigio de la firma…

La cláusula de gastos de su hipoteca. ¿Es posible la devolución de lo pagado?

Hace algo más de un año, vio la luz una Sentencia de nuestro Tribunal Supremo en la que se declaraba abusiva una cláusula de gastos incorporada en las escrituras de préstamos hipotecarios con un consumidor.

¿Qué es la cláusulas de gastos?

Las cláusulas de gastos son las que regulan en el contrato de préstamo hipotecario la forma en que las partes van a asumir los gastos que trae consigo el otorgamiento de escritura pública, la inscripción registral, el pago de impuestos etcétera…

¿Porqué se declaró abusiva por el Tribunal Supremo la «Cláusula de gastos»?

La cláusula analizada por el Tribunal Supremo, en síntesis, imponía el pago al consumidor de todos los gastos notariales, registrales y tributos ocasionados por la constitución de la hipoteca y su inscripción registral así como los costes de abogado y procurador nombrados por la banco en caso de que la entidad tuviera que reclamar al consumidor por incumplimiento de cualquiera de las obligaciones que asumió.

El Tribunal Supremo dijo en aquella resolución que podría considerarse abusivo que se impusiera al consumidor el pago de todos los gastos y que, lo correcto, sería una adecuada distribución de los mismos entre las partes interesadas en elevar a público el contrato de préstamo.

Si Vd. es titular de algún préstamo hipotecario, es probable que la cláusula de gastos que contenga su escritura, vulnere las previsiones de la Ley General para la defensa de Consumidores y Usuarios y que, por ende, haya sido Vd. quien haya asumido la totalidad de los gastos de constitución e inscripción de hipoteca.

Gastos de notaría y registro.

En primer lugar, establece el Tribunal Supremo, que la cláusula que se declaró abusiva, incorporada en ese caso por la entidad BBVA, no reparte en modo alguno los gastos de notaría y registro, de hecho, hace recaer su totalidad sobre el consumidor, y ello, a pesar de que el beneficiado por el préstamo no solo es el cliente, sino también la entidad bancaria.

Mantiene el Tribunal Supremo que, no puede perderse de vista que la garantía hipotecaria se adopta en beneficio de la entidad bancaria por lo que lo correcto sería establecer una justa distribución de dichos gastos entre consumidor y entidad bancaria.

Impuestos y Tributos.

Por otra parte, según la legislación vigente, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, debe ser abonado por el adquirente del bien o derecho y, en su defecto, las personas que insten o soliciten los documentos notariales, o aquellos en cuyo interés se expidan. Claramente, el documento notarial se expide también en interés de la entidad bancaria con el objeto de inscribir en el Registro la garantía hipotecaria, por lo que de nuevo, imponer el pago de la totalidad del impuesto al consumidor resulta abusivo.

Costas de abogado y procurador.

Por último, las entidades bancarias han venido imponiendo la obligación al consumidor de asumir todos los gastos procesales y honorarios de profesionales contratados por el banco. A este respecto, el Tribunal Supremo recuerda que el pago de las costas está sometido a una estricta regulación legal y que la misma se funda básicamente en el principio del vencimiento, es decir, que vendrá obligado al pago de las costas el litigante que vea desestimadas sus pretensiones. En base a lo anterior, será la resolución judicial correspondiente la que determine quién estará obligado al pago de las costas y por supuesto no siempre debe ser el consumidor.

Todo lo anterior, es lo que llevó al Tribunal Supremo a declarar la abusividad de la cláusula de gastos que se analizaba.

¿Como puedo saber si mi préstamo hipotecario contiene una cláusula de gastos?

Todas las escrituras de préstamo contienen una cláusula de gastos así, lo que habría que analizar, es si la cláusula de gastos puede resultar abusiva por alguno de los motivos anteriormente mencionados o contraviene de alguna forma la legalidad vigente.

En cualquier caso, y como siempre, es necesario analizar la viabilidad de la reclamación en cada caso pero, en muchos de ellos, la cláusula de gastos puede declararse abusiva y nula siendo, como consecuencia, perfectamente posible reclamar la devolución de las cantidades que haya abonado el consumidor indebidamente.

Si quiere que le revisemos su escritura y analicemos la viabilidad de su reclamación, llamemos sin compromiso.

Hacia la reestructuración de su empresa

En mi último artículo hablaba de las actuaciones que todo empresario debe llevar a cabo cuando se encuentre con una situación de crisis en su empresa.

La mayoría de las empresas que presentan esta situación es debido a falta de liquidez, descenso en la facturación, endeudamiento excesivo, impagos de clientes y/o pérdida de buena parte de los mismos. Además de ello, en muchas ocasiones también presentan problemas internos de gestión deficiente o falta de optimización de los recursos.
Si su empresa se encuentra en alguna de estas situaciones, quizás le interese seguir leyendo.

¿Es posible reestructurar mi empresa?

No se debe olvidar que ‘quien tuvo, retuvo’, y en principio, si una empresa fue rentable en su día puede volver a serlo salvando los problemas actuales con una buena reestructuración y un plan de viabilidad ajustado a la realidad.

En muchas ocasiones, la empresa logra sobrevivir a los malos tiempos, a veces incluso más fuerte y sana que antes.

¿Qué actuaciones básicas debemos llevar a cabo a la hora de reestructurar mi empresa?

De forma simplificada, vemos en las próximas líneas las actuaciones básicas que todo plan de reestructuración debe valorar:

Con respecto al Activo de la empresa, deben valorarse las siguientes actuaciones:

Desinversión de activos.- Venta de activos que no sean útiles o imprescindibles para el desarrollo de la actividad. La propia venta de activos, además, siempre trae consigo una disminución en ciertos gastos, seguros, impuestos, reparaciones etcétera.

Gestión de impagados e intento de recobro con políticas de ventajas por pronto pago, facilidades de pago o inicio de procedimientos judiciales de reclamación.

Actuaciones relacionadas con las existencias como las dirigidas a la disminución y/o liquidación de stock.

En cuanto al Pasivo de la compañía, las actuaciones suelen ser:

Refinanciación de la deuda con entidades de crédito Iniciar negociaciones con las entidades de crédito de forma que consigamos alargar plazos, conseguir crédito con el fin de recuperar liquidez (Fresh money), carencias, establecimiento de nuevas garantías, etcétera.

Establecimiento de un plan de pagos realista y comprometido con los acreedores comerciales de la compañía de forma que seamos capaces de mantener o ganar de nuevo su confianza.

Nunca debe olvidarse que para la gestión de la reestructuración de una empresa es imprescindible contar con un buen asesoramiento legal y financiero de forma que no se lleven a cabo actuaciones que posteriormente puedan tener consecuencias negativas para la entidad o los responsables de las mismas.

La emisión de pagarés sin antefirma

Es un error relativamente común por parte de muchos administradores o apoderados de sociedades, que se emitan pagarés o letras de cambio en general, sin hacer constancia en la antefirma o sin la reseña P.P (Por poder) junto a la firma de la letra.

El que actúa en nombre de la sociedad puede estar en el pleno convencimiento de que mediante la firma de la letra obliga a la entidad (o persona) que representa, sin saber que la responsabilidad puede llegar a exigirse al firmante y su patrimonio personal.

¿Qué establece la Ley en relación a la emisión de pagarés sin antefirma?

Establece el artículo 9 de la Ley Cambiaria y del Cheque que:

“Todos los que pusieren firmas a nombre de otro en letras de cambio deberán hallarse autorizados para ello con poder de las personas en cuya representación obraren, expresándolo claramente en la antefirma.”

En efecto, el artículo no solo establece que por supuesto debe estar autorizado a ello, sino que debe expresarlo claramente en la antefirma de forma que el librado sea plenamente consciente de la persona física o jurídica obligada al pago.

Sin embargo, el posible “descuido” no tiene porqué ser insalvable.

¿Cómo puedo proceder si he emitido en nombre de mi empresa un pagaré sin antefirma?

A partir de la Sentencia del Tribunal Supremo de 12 de diciembre de 2013 y siguientes, se produce un giro jurisprudencial, y se establece que la falta de constancia en el pagaré de que su libramiento se hace en nombre ajeno no excluye la posibilidad que la promesa de pago se emitió por el firmante actuando en nombre del representado.

Así, para que pueda atribuirse la responsabilidad del representado por un apoderado que no hizo constar la antefirma, es necesario que concurran las siguientes circunstancias:

  1. Que la persona que firma en nombre de otro tenga poder de la sociedad.
  2. Que el título no haya circulado.
  3. Que se haya probado que el acreedor y firmante o promitente lo consintieron -por escrito, de palabra o por «facta contundentia» – en el acto de la entrega de títulos.
  4. Que se haya probado o reconocido por el ejecutante que la emisión del título cambiario, procedía de un contrato subyacente, siendo el acreedor y el deudor cambiarios los mismos que los titulares de la relación causal.”
  5. Que se haya probado o reconocido por el ejecutante que la emisión del título cambiario, procedía de un contrato subyacente, siendo el acreedor y el deudor cambiarios los mismos que los titulares de la relación causal.”
    Por tanto, la nueva doctrina del Tribunal Supremo, establece que la falta de expresión de la representación en el pagaré viene a ser un problema de prueba de la existencia de la condición de representante del firmante y no un problema de forma.

En cualquier caso, es más que recomendable aclarar en la letra el obligado al pago mediante sello de la entidad que se representa, antefirma o con las siglas P.P de forma que en posible futuro conflicto quede claro la identidad del responsable al pago.

Una parada a tiempo, una posible victoria.

Sin ánimo de desdeñar al resto de los mortales, adoro a los emprendedores. Me encantan porque suelen ser personas creativas, con alta capacidad de resolución, optimistas, gente comprometida con lo que hace y dispuesta a sacrificar mucho por conseguirlo. De hecho, considero que todo lo anterior es imprescindible para mantenerse al frente de cualquier empresa, por pequeña que sea.

Pero, ¿es suficiente todo lo anterior para que tu empresa salga adelante?

La experiencia me ha enseñado que toda empresa pasa por momentos de bonanza pero que, tarde o temprano, se encontrará con obstáculos o situaciones de crisis. Es precisamente en ese momento donde el emprendedor deberá demostrar sus capacidades de análisis y reacción. En mi opinión, en la mente de todo emprendedor debería existir una especie de ‘protocolo de actuación sagrado’ para situaciones de crisis en la empresa.

Esto es:

Prever la situación y adelantarse al problema. Lo ideal es que el emprendedor prevea el problema y se prepare para evitar o encarar el mismo. Esto no siempre es posible, sobre todo para los emprendedores con menos experiencia por lo que es MUY importante contar con un buen asesoramiento continuo. Tener un contable o un gestor que se encargue de cumplir con las obligaciones fiscales es necesario pero en la mayoría de los casos NO ES SUFICIENTE.

Ser capaz de ver el problema y su origen. Una vez advertido que existe un problema, es necesario buscar el origen del mismo. El origen puede ser externo (Crisis económica, fuerte competencia, cambios sustanciales en la sociedad …) o interno (Excesivos gastos, márgenes insuficientes, deficiente gestión empresarial, excesivo endeudamiento …) o, como en muchas ocasiones ocurre, una mezcla de los dos.

Reconocer que el problema afecta a la rentabilidad de tu empresa. No es malo reconocer errores internos en la empresa o admitir alguna debilidad frente a amenazas externas. Lo importante es reconocer cuando existen y ser capaz de afrontarlas.

Pararse y analizar posibles opciones. Este punto es imprescindible para la buena continuidad de la empresa. Lo más difícil para un emprendedor suele ser pararse dentro del huracanado día a día, dejarlo todo y observar punto por punto cada debilidad y fortaleza de tu empresa. Es muy importante evitar una ‘huida hacia delante’ que puede acabar en desastre y ser muy valiente para reconocer los propios errores.

Actuar en consecuencia. Una vez hecho todo lo anterior, es mucho más fácil tomar decisiones sobre la continuidad o la viabilidad de la empresa sin que haya que lamentar posteriormente consecuencias que pueden ser muy graves. Es vital coger las riendas y actuar. Cualquier decisión tomada conforme a los pasos anteriores, siempre será siempre mejor que la pasividad.

Tienes tu propia empresa, tu la has creado y eso implica liderarla, coger las riendas y buscar soluciones a los problemas reales.

Pólizas de Afianzamiento Mercantil

Entre los productos financieros suscritos por las empresas, se encuentran las pólizas de afianzamiento mercantil, también llamadas pólizas de afianzamiento general, que aunque muy comunes, son en gran parte desconocidas por los empresarios.

¿Qué son las pólizas de afianzamiento mercantil?

Este tipo de pólizas de afianzamiento se regulan en el Código de Comercio en los artículos 439 a 442 aplicables siempre y cuando las obligaciones garantizadas sean de naturaleza mercantil.

Dichos afianzamientos mercantiles se pueden pactar por tiempo determinado o indeterminado, con depósito de fianza o sin ella.

Pero,

¿En qué consiste una póliza de afianzamiento mercantil?

Pensemos por ejemplo en una sociedad, ya sea limitada o anónima, que tenga varias operaciones de financiación en marcha, como por ejemplo líneas de descuento, pólizas de crédito, hipotecas, leasings… La entidad en estos casos podría solicitar el aval de los socios o accionistas e incluso de familiares de los mismos para garantizar las operaciones de la sociedad.

En estos casos, se lleva a cabo una póliza de afianzamiento mercantil por tiempo indefinido que cubra las operaciones que la sociedad lleve a cabo con la entidad, ya sea líneas de descuento, préstamos o cualquier otra operación de financiación

Ciertamente, una póliza de afianzamiento puede facilitar la aprobación posterior de operaciones con la entidad y la rapidez de las mismas puesto que el afianzamiento dado las engloba a todas ellas sin necesidad de prestar aval personal cada vez que se contrate una operación.

¿Qué riesgos tiene una póliza de afianzamiento mercantil?

Sin embargo, dicho afianzamiento tiene múltiples inconvenientes que es recomendable conocer antes de suscribirlo.

  • En primer lugar, suelen ser indefinidas y aunque dejemos de ser socios de la empresa, el afianzamiento mercantil es personal.
  • La ejecución del afianzamiento mercantil es muy rápida, dado que se suele protocolizar en notario con formato ejecutivo.
  • Deshacer un afianzamiento mercantil requiere liquidar las operaciones de préstamo abiertas o sustituir el aval en la entidad financiera.

Como vemos, muchos de vosotros habréis firmado pólizas de afianzamiento mercantil y quizá no lo sepáis siquiera.

Una variante de este tipo de olvidos se suele producir cuando un socio abandona la empresa. El socio recibe su parte, pero se olvida que esa linea de descuento, ese anticipo de facturas, que, en definitiva la sociedad está avalada por él.

La póliza de afianzamiento general ha sido una práctica habitual en los últimos 20 años, por la que cualquier empresario que quisiera operar con una entidad financiera a través de una sociedad, debía suscribir una póliza ‘escoba’ o ‘paraguas’ que garantizara, avalando personalmente el empresario y su familia, cualquier operación que realizara dicha sociedad.

¿Son válidas las Pólizas de afianzamiento mercantil?

A pesar de que dichas pólizas siempre ha sido consideradas validas, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha dictado un auto de fecha 11 de marzo de 2015 mediante el que confirma la sentencia de la AP de Granada que declaró nulas las pólizas generales suscritas por un empresario y su mujer con la Caja Rural de Granada, conocidas como ‘pólizas escoba’ u ‘ómnibus’, que se solían hacer firmar a muchos de los administradores de las empresas que piden financiación a los bancos para avalar todas sus operaciones.

En concreto, se declara nula la póliza de afianzamiento general porque no concreta la cuantía afianzada, es decir, porque al empresario no se le exige sólo un aval de determinadas operaciones de su empresa, como hacen la mayoría de las entidades financieras, sino que se extiende a toda clase de operaciones de la sociedad avalada sin límite de cantidad, como si de un paraguas para la entidad se tratara, lo que representa un claro abuso que ni la Audiencia de Granada ni el Tribunal Supremo han aceptado«.